El cambio climático “se cobrará 100 millones de vidas”

Un reporte encargado por 20 países sostiene también que los más desarrollados son los más comprometidos. Y postula que para 2030 se reducirá en un 3,2% el producto bruto.
A medida que la temperatura promedio mundial aumenta debido a las emisiones de gases del efecto invernadero, las consecuencias en el planeta, como el derretimiento de las capas de hielo, fenómenos meteorológicos extremos, sequías y el aumento de los niveles del mar, amenazarán a poblaciones y formas de vida, según concluyó el reporte realizado por la organización humanitaria DARA.

Calculó que cinco millones de muertes ocurren cada año debido a la contaminación del aire, hambrunas y enfermedades como resultado del cambio climático y de economías que emiten dióxido de carbono con intensidad, y que la cifra posiblemente aumentaría a seis millones por año al 2030 si continúan los actuales patrones de consumo de combustibles fósiles.

Más de un 90 por ciento de esas muertes ocurrirán en países en desarrollo, dijo el reporte, que calculó el impacto humano y económico del cambio climático en 184 países en 2010 y 2030. Fue encargado por el Foro de Países Vulnerables al Clima, una sociedad de 20 naciones en desarrollo amenazadas por el cambio climático.

“Una crisis combinada de clima y emisiones de dióxido de carbono cobraría un total estimado de 100 millones de vidas entre ahora y el final de la próxima década”, sostiene el reporte.

Agrega que los efectos del cambio climático habían reducido la producción global en un 1,6 por ciento del PIB, o cerca de 1,2 billones de dólares al año, y las pérdidas podrían duplicarse a un 3,2 por ciento del PIB global para el 2030 si las temperaturas siguen subiendo, superando el 10 por ciento antes del 2100.

Estimó el costo de cambiar a la economía mundial a una de bajas emisiones de dióxido de carbono en cerca de un 0,5 por ciento del PIB de esta década.

El economista británico Nicholas Stern comentó a la agencia Reuters anteriormente este año que se necesita una inversión equivalente al 2 por ciento del PIB global para limitar, evitar y adaptarse al cambio climático. Su reporte sobre los efectos económicos del cambio climático en el 2006 dijo que un aumento en el promedio de la temperatura mundial de 2 a 3 grados centígrados en los próximos 50 años podría reducir el consumo per cápita en hasta un 20 por ciento.

Las temperaturas ya han subido en cerca de 0,8 grados centígrados desde los niveles previos a la era industrial. Casi 200 países acordaron en el 2010 limitar el aumento del promedio de la temperatura mundial a menos de 2 grados centígrados para evitar los peligrosos impactos del cambio climático.

Pero científicos han advertido que las opciones de limitar el aumento de las temperaturas a menos de 2 grados Celsius se están reduciendo debido a las emisiones globales de gases de efecto invernadero por la quema de combustibles fósiles.

Los países más pobres del mundo son los más vulnerables, ya que enfrentan un mayor riesgo de sequías, escasez de agua, daños a los cultivos, pobreza y enfermedades. En promedio, podrían ver una pérdida de un 11 por ciento del PIB al 2030 debido al cambio climático.