Cambio climático amenaza el negocio de las playas en California (estudio)  

El calentamiento global puede provocar pérdidas de cientos de millones de dólares a las comunidades costeras de California por el descenso del turismo y la caída de los ingresos derivados de balnearios y playas, indicó un estudio.

Los daños causados por las tormentas y la erosión de las playas durante el próximo siglo reducirán las áreas para turistas y la vida silvestre, según el informe, que analizó cinco comunidades costeras en California, incluyendo a Venice Beach y Malibú. 
Desde las canciones de los Beach Boys hasta la serie de TV "Baywatch", California es famosa por su estilo de vida frente al mar con sol todo el año, pero el Golden State tiene que prepararse para la crecida del Pacífico, advirtió el documento.
"Las costas de California son ecológica, económica y socialmente importantes", señaló la investigación, encargada por el Departamento de Navegación y Vías Acuáticas de California. 
La erosión costera, "que se prevé se acelerará en el próximo siglo, amenaza a los ecosistemas, reduce la capacidad amortiguadora de la costa en las tormentas y limita las oportunidades de recreación", agregó. 
"Se necesita una cierta cantidad de espacio para la recreación y, conforme las playas se erosionan, se pierde espacio de playa y se pierde turismo", dijo el autor del estudio, Phillip King, profesor de economía de la San Francisco State University.
El trabajo examinó concretamente el impacto del aumento del nivel del mar en cinco localidades, desde San Diego, en el sur, pasando por Venice Beach y dos áreas costeras en Malibú en la zona de Los Angeles, hasta Ocean Beach, en San Francisco, en el norte.
El informe previó tres niveles de aumento del nivel del mar: de 1 metro, de 1,4 metros y 2 metros para el año 2100. 
Venice Beach, famosa por sus tiendas de marihuana medicinal, su parque de skate y sus instalaciones de físicoculturismo, podría perder hasta 440 millones de dólares por la bajada del turismo y otros ingresos si el Pacífico se eleva 55 centímetros para el año 2100, alertó.
Una hora hacia el norte por la costa, una disminución de visitantes a las playas Zuma y Broad de Malibú podría llegar a costar hasta 500 millones de dólares, según el documento. 
"Los riesgos económicos en este informe, presentados de manera conservadora, demuestran la magnitud y la importancia de los impactos del aumento del nivel del mar en un contexto de planificación local", señaló. 
"El aumento del nivel del mar está aquí (...) y tenemos que empezar a prepararnos para eso", advirtió King.