El aumento de CO2 daña gravemente al Mediterráneo

Según un artículo publicado en Nature Climate Change Magazine del mes de septiembre de 2011, los científicos advierten que los ecosistemas costeros del Mediterráneo se deterioran rápidamente a causa del aumento de los niveles de CO2. 

Un equipo de expertos marinos del European Mediterranean Sea Acidification in a changing climate (MedSeA), han determinado, según indica un artículo publicado en Nature Climate Change Magazine, que el aumento de las temperaturas puede agravar la acidificación del océano, y en particular, perjudica gravemente a los ecosistemas costeros del Mediterráneo.

El Dr. Ricardo Rodolfo-Metalpa ha estado estudiando la vida marina de la isla de Ischia en Italia, donde burbujas de dióxido de carbono salen a través de rejillas de ventilación en el fondo del mar debido a la actividad volcánica alrededor del monte Vesubio, en Nápoles.

El Dr. Rodolfo-Metalpa, afirma que: "Nuestros experimentos de trasplante de corales, lapas y mejillones, especies de importancia comercial, han demostrado los graves riesgos asociados al aumento de emisiones de dióxido de carbono para la vida marina. Estos animales tratan de hacer crecer sus conchas y esqueletos más rápido, pero simplemente se disuelven. Los ecosistemas costeros del Mediterráneo están siendo degradados por el aumento de las temperaturas y ahora sabemos que este calentamiento puede empeorar los efectos de la acidificación de los océanos".

El Dr. Jason Hall-Spencer, catedrático de Biología Marina de la Universidad de Plymouth, coordinó al equipo de científicos de Mónaco, Italia, Israel y Francia, como parte de un proyecto para evaluar los riesgos relacionados con la acidificación de los océanos y el aumento de temperatura en el agua de mar organismo, ecosistema y escalas económicas. El catedrático afirmó que los "respiraderos naturales de dióxido de carbono nos muestran lo que podría pasar en las zonas costeras si la acidificación de los océanos continúa empeorando. También nos ayudan a predecir cómo las personas se verán afectadas si los niveles de CO2 siguen aumentando rápidamente. Vemos grandes pérdidas en la biodiversidad y en la industria de la acuicultura, tienen motivos para estar nerviosos por los efectos del dióxido de carbono."

"Esta investigación se suma a una serie de nuevos estudios que ponen en relieve la urgente necesidad de esforzarse para la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y el aumento protección de los ecosistemas marinos en todo el mundo para frenar la pérdida de la biodiversidad marina y aumentar la resiliencia de los sistemas costeros."

El IPPC en su 4º Informe de Evaluación del Cambio Climático estima que a menos que se reduzcan considerablemente la emisiones de CO2 antes de final de siglo, la media de pH de la superficie del océano se reducirá desde el actual nivel de 8,1 a 7,8, debido al aumento de las concentraciones atmosféricas de CO2.