Niegan relación entre tornados y cambio climático en EEUU

Estados Unidos está experimentando el año más mortífero por tornados en casi seis décadas, pero un alto experto en meteorología dijo el lunes que no existe relación entre los violentos huracanes y el cambio climático. 

En cambio, la causa del incremento de muertes radica probablemente más en el aumento de casas rodantes y a los caminos tomados por una serie de tornados que han ocurrido en zonas pobladas. 

“Este año es extraordinariamente atípico”, dijo Harold Brooks, meteorólogo investigador del Laboratorio Nacional de Tormentas Severas, la Agencia Atmosférica y Oceanográfica estadounidense (NOAA), en Norman, Oklahoma. 

“Este es el año más mortífero por tornados en Estados Unidos desde 1953”, indicó, en referencia a junio de ese año, cuando un tornado mató a 90 personas en Worcester, Massachusetts. 

Un tornado masivo arrasó la ciudad de Joplin, Misuri, durante el fin de semana, matando al menos a 116 personas, a menos de un mes de recibir una serie de azotes de huracanes en siete estados que dejaron 354 muertos. 

Brooks dijo que cuando los científicos analizan los registros más completos disponibles y modifican la forma como los tornados fueron reportados en el tiempo, “no vemos ninguna correlación entre la temperatura global o nacional de Estados Unidos y la ocurrencia de un tornado”. 

Tampoco es que las tormentas son más grandes de lo que solían ser. Según Brooks, “el único gran cambio demográfico que afecta probablemente es que la cantidad de casas rodantes en Estados Unidos ha aumentado con los años”, dijo. 

“En abril, básicamente estábamos atrapados en un patrón que no se movió durante un par de semanas, así que se repitieron los episodios favorables para la producción de importantes tornados”, explicó Brooks. 

El fenómeno meteorológico conocido como La Niña, que produce temperaturas más frías que las normales en el océano Pacífico ecuatorial, puede haber tenido un “impacto relativamente pequeño” en producir este patrón, dijo el investigador. 

“Es un área de investigación para tratar de identificar por qué el patrón era tan favorable y por qué fue favorable durante tanto tiempo”, explicó.