Cómo ganar (o perder) dinero de la basura 

Los vertederos como Cateura pueden ayudar a Paraguay a ganar dinero, producir gas de uso doméstico y apoyar la lucha contra el cambio climático. La desidia o -tal vez- la ignorancia de las autoridades permite que sigamos desaprovechando la basura. 

Cómo ganar (o perder) dinero de la basura

El vertedero de Cateura representa alrededor de cuatro millones de metros cúbicos de biogás, que no son aprovechados, lamenta Guillermo Pineda, de la Dirección de Evaluación de Impacto Ambiental de la Secretaría del Ambiente (Seam).

Este combustible bien puede usarse para abastecer las cocinas de los hogares aledaños; sin embargo, debido a la falta de voluntad política, se desperdicia una materia prima que puede generar interesantes beneficios para el país, agregó.

Comentó que varias empresas ya manifestaron su interés en instalar plantas que capten el metano que despiden los rellenos sanitarios y convertirlos en recursos monetarios.

CÓMO SE GENERA GAS DE LA BASURA 

Planta casera de biogás. El estiércol o la basura 
es cubierta completamente para canalizar el metano

El gas metano o también llamado gas de los pantanos se forma por la descomposición de materia orgánica. La putrefacción permite la liberación de esta sustancia, que puede ser canalizada a través de sistemas especiales para luego depositarla en tanques.

Las principales fuentes son los grandes vertederos y los excrementos de animales, preferentemente de cerdos.

"En Paraguay hay pocas granjas porcinas, por lo que la única alternativa son los rellenos sanitarios", explica Pineda.

Una vez obtenido, el metano se "limpia" para su uso doméstico, constituyéndose en una energía alternativa al tradicional Gas Licuado con Petróleo (GLP).


DINERO Y AMBIENTALISMO

Además de la transformación en combustible, una opción rentable es la quema del metano capturado para transformarlo en dióxido de carbono (CO2), un gas menos dañino para la capa de ozono.

Las empresas responsables sacan dinero de esta actividad mediante el llamado mercado de carbono. Es decir, se generan Certificados de Reducción de Emisión de Carbono (CER) que se ofrecen a países industriales o entes particulares que necesitan financiar proyectos de captura de estos gases para continuar con sus labores.

En el llamado Protocolo de Kyoto, las naciones desarrolladas se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Pero como no pueden paralizar sus grandes industrias, optan por comprar CER y así disminuir el impacto que generan en el planeta.

El dinero obtenido por la venta de CO2 se distribuye generalmente entre los responsables de la planta de captación de gas y el municipio local.

En otros países como Brasil o España, el metano de los vertederos incluso es utilizado para generar energía eléctrica, refirió Guillermo Pineda.

En São Paulo, Bandeirantes y São João, los rellenos sanitarios abastecen de energía eléctrica gratuita a las favelas, resaltó el especialista.

En Paraguay, sin embargo, dejamos escapar el dinero y desarrollo que pueden significar los desechos.

Varias empresas ofrecieron a Asunción instalar sistemas de captación de metano en Cateura, sin costo alguno para la Municipalidad.

NO HAY INTERÉS, RECONOCE CONCEJAL

Empresas chilenas, brasileñas y francesas se mostraron interesadas en captar metano de Cateura; sin embargo, "no se pudo concretar que el Ejecutivo (la intendencia) se interese", admitió el concejal Carlos Galarza, presidente de la Comisión de Desarrollo Productivo, Humano y Social de la junta municipal.

Comentó que, a pesar de los ofrecimientos, los intendentes de turno nunca iniciaron un llamado a licitación para otorgar la explotación del vertedero. 

"Ahí quedó esa posibilidad. (Los empresarios) hablaban de que el proyecto podía servir para saneamiento ambiental, mejoramiento urbano y sanitario de los barrios aledaños", agregó el edil. 

Comentó que la población local perdió oportunidades de acceder a biogás y ser beneficiada con obras que podían ser ejecutadas con fondos a ser obtenidos con el mercado de carbono.
"Falta capacidad de gerenciamiento (de la Municipalidad). No implica costo para la Comuna, solamente es cuestión de capacidad", explicó.

Según cifras estimativas, alrededor de 1.000 familias de la zona de Cateura podrían ser beneficiadas con una planta de biogás y esto no afectaría la actividad de los llamados gancheros, ya que sólo se utilizan los residuos orgánicos.

La actitud de las autoridades no solo genera despilfarros, sino también frena las oportunidades de ganancia y desarrollo sustentable que ofrecen en bandeja al Paraguay.