Buenos Aires se protege del cambio climático

01/10/2011
Los legisladores porteños votaron la Ley de Cambio Climático convirtiendo a Buenos Aires en la segunda ciudad de América Latina en poseer una legislación de este tipo. La aplicación de la ley recaerá en la actual Agencia de Protección Ambiental.

La Legislatura Porteña sancionó esta tarde, además, la Ley de Cambio Climático convirtiendo a Buenos Aires en la segunda ciudad de América Latina en poseer una legislación de este tipo. La ley, impulsada por Avelino Tamargo (PRO), Rocío Sánchez Andía (Coalición Cívica) y Silvina Pedreira (Bloque Peronista), tiene como objeto establecer las acciones, instrumentos y estrategias adecuadas de adaptación y mitigación al cambio climático, reduciendo así vulnerabilidad humana y de los sistemas naturales.

La ley aprobada abarca amplios campos de acción como los sectores industrial, energético, turístico, urbanístico, de espacios verdes y de construcción así como las zonas hídricas, las zonas costeras y la salubridad.

Entre los principios de la iniciativa se encuentra la transversalidad del cambio climático en las políticas de Estado lo cual implica que este factor deberá ser considerado en todas las acciones públicas y privadas. En la misma línea incluye la coordinación de acciones entre la Ciudad y la Nación así como con las provincias en especial la de Buenos Aires.

La aplicación de la ley recaerá en la actual Agencia de Protección Ambiental que a partir de su sanción contará con un "Consejo Asesor Externo del Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático". El Consejo será de carácter consultivo y honorario y tendrá como objetivo asistir y asesorar a la autoridad de aplicación. El mismo estará integrado por Científicos, expertos e investigadores, así como representantes de organizaciones ambientales, universidades, entidades académicas, y centros de investigación.

La ley tiene sus referentes en la Ley de Soluciones para el Calentamiento de la Atmósfera promulgada en el 2006 en el Estado de California (Estados Unidos), la Ley de Cambios Climáticos sancionada en Brasil durante el gobierno de Lula y la Ley de Mitigación y Adaptación del Cambio Climático sancionada este año en México (D.F.).