Electricidad inteligente para Gipuzkoa

El proyecto 'iSare' permitirá tener una micro-red en Miramón

MICRO-RED ELECTRICA

Electricidad inteligente para GipuzkoaGipuzkoa dio ayer un paso cualitativamente muy significativo en su firme apuesta por la red eléctrica inteligente, uno de sus proyectos estratégicos de futuro en I+D+i impulsados por Gipuzkoa Aurrera. Para finales del próximo año contará con una micro-red eléctrica inteligente y de carácter experimental, que será instalada en el Parque Tecnológico de Miramón y tendrá capacidad para gestionar 400 kilovatios de potencia. El proyecto, bautizado como 'iSare. Microgrid Gipuzkoa', permitirá una gestión más eficiente de la energía eléctrica, así como la integración del coche eléctrico, y que las empresas puedan desarrollar productos orientados a mejorar las redes de distribución eléctrica en el futuro.

Integra fuentes de generación: Se trata de un sistema de generación eléctrica bidireccional, que permite la distribución de electricidad utilizando tecnología digital e integrando las fuentes de generación de origen renovable (eólica y solar).

Ahorro y eficiencia: Su objetivo principal es ahorrar energía, reducir costes y aumentar la fiabilidad del modelo y del suministro al consumidor.

Elementos: Incluye sistemas de generación distribuida, de almacenamiento de energía y de control del flujo de potencia, además de técnicas para la gestión de cargas y de mantenimiento preventivo.

Contará con 6,6 millones de inversión, de la Diputación, el Gobierno central y las empresas

Promoverá una gestión más eficiente de la energía y la integración del coche eléctrico

'iSare' está promovido por la Diputación de Gipuzkoa, el Ministerio de Ciencia e Innovación y un grupo de empresas de Gaia -el Cluster vasco de la Electrónica y las Telecomunicaciones- y centros tecnológicos liderados por Jema. Entre dichas empresas figuran Cidetec, Electro TAZ, Cegasa, Ingesea y Oasa Transformadores, junto a Tekniker (IK4) y la colaboración del CEIT. El proyecto cuenta con un presupuesto inicial de 6,6 millones de euros, de los que cuatro serán aportados por la Diputación, otros dos por el Ministerio y el resto por las empresas.

La iniciativa fue presentada ayer en el Parque de Miramón por el diputado general, Markel Olano; el secretario general de Innovación del Ministerio de Ciencias e Innovación, Juan Tomás Hernani; el director de Innovación de Iberdrola, Agustín Delgado, y los directores generales de Jema, José María del Río, y del parque, Lucio Hernando.

Para los impulsores de 'iSare', es el momento «idóneo» para desarrollar un nuevo concepto de red eléctica más eficiente, que permita un mayor aprovechamiento de los recursos disponibles y minimice las importantes pérdidas que conlleva el modelo actual, debido a las grandes distancias que recorre la electricidad hasta los puntos de consumo y al exceso de capacidad a que se ve obligado el sistema para garantizar la demanda. La micro-red, precisan, posibilitará que «se gestione y se consuma sólo la energía que se necesite, y se almacene la sobrante», con el consiguiente ahorro de energía y de costes.

El proyecto cambiará el concepto de red eléctrica actual, para ofrecer un modelo basado en fuentes de generación de origen renovable, tales como la micro-eólica, la solar fotovoltaica y las celdas de combustible, así como en los más avanzados sistemas de almacenamiento, entre los que cabe destacar los súper condensadores y las baterías de ion litio.

Nuevas instalaciones

La red que se instalará en Miramón constará de sistemas electromecánicos (transformadores y protecciones de media y baja tensión), de almacenamiento (baterías y supercondensadores) y de generación (eólicos, fotovoltaicos, diésel, grupo de cogeneración y pila de combustible). Y su arquitectura estará compuesta por un centro de control, contadores inteligentes y puntos de recarga para coches eléctricos. Visualmente, ello se traducirá en la instalación en terrenos del parque de un centro de generación, almacenamiento y placas solares; de puntos de recarga para vehículos eléctricos; de aparatos eólicos y de transformadores de tensión que permitirán la conexión con la red de Iberdrola -ver gráfico adjunto-, que se pondrán en marcha a finales de 2012.

Aunque la nueva micro-red promoverá por sí misma la creación de una treintena de empleos directos de alta cualificación, los promotores señalan que también servirá a las empresas como plataforma de desarrollo de nuevos productos -desde baterías hasta contadores inteligentes-, equipos y procedimientos de operación y mantenmimiento, con aplicación comercial en el futuro. A medio plazo, prevén que impulse la actividad de las empresas y el empleo, y a largo, mejorar la eficiencia energética y crear un laboratorio de pruebas.