Calienta el agua de tu ducha con el EcoDrain


Bañarse con agua fría para ahorrar es una total ridiculez, pero igual de ridículo es darse una ducha de agua caliente durante media hora, pues el desperdicio de agua que esto implica es realmente considerable. Es más, piensa que no sólo estás desperdiciando agua, sino que también estás desperdiciando el calor de la misma.

Y como se requiere un alto consumo de energía para calentar el agua con la que te duchas, pensar en el ahorro sí tiene mucho sentido. Dispositivos como el EcoDrain son útiles para este propósito.


El EcoDrain es un dispositivo de ahorro que va ubicado justo en los caños de desagüe. Este intercambiador de calor permite que el calor del agua caliente que sale por el desagüe sea aprovechado para calentar el agua fría que aun no salió de tu ducha.
Este intercambiador de calor funciona a través de una doble pared. Ésta permite que el agua limpia nunca se cruce con el agua caliente sucia, pero que su calor es aprovechado para aumentar significativamente la temperatura del agua limpia.

Los fabricantes del EcoDrain afirman que el dispositivo es capaz de ahorrar hasta un 40% de la energía requerida para bañarte. Además, afirman que su instalación es relativamente sencilla. Sin embargo, sabemos que cualquier instalación que involucre plomería no es especialmente sencilla, aunque en este caso tal vez el esfuerzo esté justificado.