Nueva tecnología solar que además genera hidrógeno

Uno de los mayores frenos para la implantación de la energía solar es la degradación y recalentamiento a la que se ven sometidos los materiales que tienen que capturar la luz, haciendo que se reduzca su competitividad frente a otras fuentes de energías renovables (eólica, hidráulica,…). Pero ahora unos investigadores de la Bowling Green State University, dirigidos por el doctor Mikhail Zamkov, han desarrollado una nueva tecnología para producir un panel solar que además de tener capacidad fotovoltaica, también tiene fotocatalícita. Esto significa que además de generar electricidad durante el día, dicha instalación también podría producir hidrógeno para alimentar una pila de combustible.

Este logro se ha alcanzado mediante dos nanocristales inorgánicos, más duraderos que las moléculas orgánicas de los sistemas solares equivalentes, que se cargan por separado de diferentes maneras (debido a su arquitectura). El primer nanocristal tiene forma de varilla, permitiendo la separación de la carga necesaria para producir hidrógeno (fotocatálisis). El segundo nanocristal está compuesto por capas apiladas, y genera electricidad (reacción fotovoltaica).

Según los científicos, además de duradera, esta combinación también es más resistente, si la comparamos con las moléculas orgánicas, las cuales se degradan por el calor y la radiación UV. Este nuevo método de fabricación de materiales fotocatalíticos y fotovoltaicos permitirá la producción de láminas fotovoltaicas 100% inorgánicas, produciendo paneles solares más estables.