Paneles solares híbridos 


Solimpeks Solar Energy Corp. es un fabricante de paneles solares con sede en Turquía que ha sacado al mercado la serie Volther, una nueva gama de paneles solares híbridos que aumentan la eficiencia en la generación de energía eléctrica añadiendo además la producción de agua caliente.

Esta idea de combinar ambos tipos de paneles solares no es nueva, pero Solimpeks le ha dado un empuje con su sofisticado y elegante nuevo diseño.

Aparte del ahorro de espacio que se consigue con su uso, al aprovechar éste para tener dos instalaciones de diferente tipo en el mismo lugar, se consigue un aumento en el rendimiento, al mantener los paneles fotovoltaicos a una menor temperatura de funcionamiento.

Según la compañía, se consigue una pérdida de rendimiento del 0.5% por cada grado centígrado que aumenta la temperatura.

Jahannes Hoek, director de I + D de la empresa, indica que “se ha medido una eficiencia fotovoltaica del 28%, obteniendo además agua a entre 60 y 70 grados centígrados de temperatura”.

Un panel Volther híbrido fotovoltaico-térmico, con una temperatura estable de alrededor de 45 grados centígrados, produce un 20% más de energía eléctrica que uno similar con tecnología únicamente fotovoltaica, según indican en Solimpeks.

Además, y como cosa también muy importante, mantener los paneles a menor temperatura amplía sustancialmente su periodo de vida útil.

La empresa ha desarrollado dos versiones de estos, según se haya optimizado más la producción de energía eléctrica o de agua caliente.

Los Volther PowerVolt han sido desarrollados para maximizar el rendimiento eléctrico. En esencia, es un mejor colector de energía eléctrica que produce una cantidad razonable de calor, 175 vatios de potencia eléctrica pico y 460 vatios de producción térmica.

El PowerTherm está optimizado para la producción de agua caliente, obteniendo 160 vatios de potencia eléctrica máxima y 610 de energía térmica.

Su precio es mayor que el de los paneles solares fotovoltaicos y térmicos independientes, así como su instalación también tiene un mayor coste, pero pensamos que se compensan estos al obtener electricidad, agua caliente y una mayor vida útil.

Solimpeks ofrece una garantía sobre este producto superior a la media del resto de fabricantes, 25 años, y prevé una durabilidad de más de 35, lo cual es otra ventaja a tener en cuenta.