La primera vía inteligente: Pistas del futuro

Autopista se construirá en Holanda en el 2013. Alertará sobre cambios en el clima, estados de la pista y tendrá un carril para recargar vehículos eléctricos. No usará marcas sino polvo que se ilumina con el Sol.

Propuesta futurista. A mediados del 2013, un innovador proyecto creará en Holanda una 'carretera inteligente' que se ilumina por sí sola de noche, brinda detalles como el estado de la superficie y del tiempo, e incluso posee un carril exclusivo para recargar coches eléctricos.

Esta iniciativa pretende que las próximas autopistas sean cada vez más seguras, donde los vehículos puedan transitar de una manera más sostenible con el medio ambiente.

Pintura dinámica

La primera fase del proyecto que presenta el Studio Roosegaarde junto al Grupo Heijmans contempla el uso de una especie de polvo fosforescente  (en lugar de las marcas sobre la superficie) que se 'recarga' con la luz del sol e ilumina la carretera al caer la noche.

La carga tiene una duración de diez horas, tiempo suficiente para 'iluminar' el camino de cualquier conductor durante toda la noche. El funcionamiento es similar al que se ve en juguetes y otros objetos, con la diferencia de que el efecto será más potente.

La superficie también será cubierta con una pintura dinámica, que se activa de acuerdo con la temperatura. Si el clima se vuelve más frío y la superficie se torna resbaladiza, aparecen sobre la autopista figuras de 'cristales de hielo' indicando dicho estado (de forma similar a los indicadores que tienen algunos envases de comida y latas de cerveza, para saber si la temperatura es adecuada).

En una segunda fase del proyecto, se incluirán luces que se encienden y apagan automáticamente a medida que circula un vehículo, y una vía dedicada exclusivamente a coches eléctricos, que podrán ser recargados por medio de bobinas de inducción mientras estos son conducidos.

Sostenibilidad

La autopista futurista está orientada sobre todo a países con problemas de abastecimiento energético, destaca Heleen Herbert, directora de infraestructura de Heijmans, uno de los creadores del proyecto.

La idea ya habría despertado el interés de países con grandes problemas energéticos como India, así como de China y países de América Latina, donde estima que la nueva autopista podría empezar a verse dentro de cinco o seis años.
Cinco años de obras.

El primer tramo de esta carretera inteligente, que será desplegado en la provincia de Brabante (Holanda) a mediados de 2013, llevará cerca de cinco años culminarlo, según sus creadores.

La información sobre el costo referencial de esta gran obra futurista todavía no ha sido divulgado en los medios.  Por su parte, Daan Roosegaarde, director del estudio, ha señalado que la solución es más barata que "construir un nuevo planeta".
"Es algo global, tenemos que renegociar con la relación que tenemos con nuestro entorno, sobre todo en un área como la energía. No se va a conducir menos, al contrario, se va a conducir más, así que tenemos que hacerlo de forma más inteligente", refirió.
 

Claves

Después de los Países Bajos, el proyecto será presentado en la costa oeste de EEUU, donde la compañía Google realiza pruebas de sus vehículos no tripulados.

El proyecto de la 'autopista inteligente' ganó el premio al 'Mejor Concepto Futurista' en los 'Dutch Design Awards', que se llevó a cabo en octubre de este año.