China lanza un plan para liderar la industria de los autos con energías limpias


China lanzará un plan de desarrollo para la industria de los vehículos eficientes y con energías limpias con el fin de que el país lidere el sector en los próximos 10 años, con un fondo gubernamental de 100 mil millones de yuanes (15.280 millones de dólares).

Este esperado plan, elaborado conjuntamente por los Ministerios de Industria y Tecnología de la Información, de Ciencia y Tecnología y el de Finanzas, así como por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR), ha sido entregado para su aprobación final al Consejo de Estado, según Su Bo, viceministro de Industria.

Según el bosquejo del plan, que se centra en los vehículos híbridos y puramente eléctricos, China busca una posición de liderazgo global en el sector automovilístico con volúmenes de ventas de 5 millones de unidades para 2020, con los planes del gobierno para invertir en tecnologías clave con el fin de construir una cadena industrial automovilística de nuevas energías fuerte y competitiva.

El borrador también indica que durante el XII Plan Quinquenal (2011-2015), China buscará crear una capacidad de producción de un millón de vehículos con energía renovable, la mitad de los cuales serían eléctricos y híbridos.

Además, para promover el desarrollo de las tecnologías clave y asegurar un futuro sostenible para el sector, el gobierno central establecerá un total de cinco negocios para producir baterías y motores eléctricos para 2015.

Un informe de Bloomberg, que cita a Wang Xiaoming, investigador del Departamento de Investigación de Economía Industrial de la CNDR, afirmó que el país quiere reducir el precio de las baterías para los vehículos eléctricos a 2 yuanes por cada vatio-hora para 2015 y 1,5 yuanes para 2020, como parte de un plan de estímulo para la industria de los vehículos con nuevas energías.

Con los fuertes planes de inversión del gobierno, Chen Qingquan, portavoz de la Asociación Mundial de Vehículos Eléctricos (AMVE), afirmó que espera que China lidere el sector con una cuota de mercado estimada para 2020 del 15 por ciento para los autos híbridos y eléctricos en el total de ventas en el mayor mercado automovilístico del mundo.

Esto se compara con los cálculos de JPMorgan Chase & Co. que estiman que el sector sólo contará un 1 ó 2 por ciento de las ventas globales en dicho año 2020.

“La atención del gobierno chino hacia los vehículos puramente eléctricos y los híbridos es de carácter estratégico y muy razonable para hacer que la industria automovilística de la nación sea competitiva en el mercado global, ya que los países occidentales han dominado las tecnologías automovilísticas tradicionales”, afirma Gao Li, analista de la industria en Huachuang Securities.

“Además, la competitividad punta de China en baterías, motores eléctricos, litio y recursos en tierras raras pueden ayudar a la nación a convertirse en líder del merado de los vehículos eléctricos”, añadió Gao.

Ya que los costes de producción de vehículos eléctricos dependen principalmente de las baterías, Gao cree que para 2012, China tendrá 100 mil autos con energías limpias, lo cual dará lugar a una industria de las baterías valorada en 6 mil millones de yuanes.