Estación de recarga de coches eléctricos sin cables

Una empresa de Virginia (EEUU), Evatran, ha presentado su prototipo de estación de recarga para coches eléctricos que funciona sin cables ni enchufes.

Este nuevo sistema de recarga no funciona con magia, sino con inducción electromagnética. Para recargar  un coche eléctrico, basta con acercarse a la estación de recarga y aparcar delante de una especie de badén.

Un adaptador instalado en el coche contiene en su interior las bobinas que se alinearán con las de la estación mediante sensores electromagnéticos.

La torre de control de la estación es la encargada de seleccionar la frecuencia por la que se transmitirá la electricidad al vehículo. Una vez alineadas las bobinas, la electricidad crea un fuerte campo magnético que induce una corriente eléctrica en la bobina situada en el interior del adaptador del coche eléctrico, que es la que se utiliza para recargar las baterías.

La inducción está presente en los transformadores eléctricos y en pequeños artilugios para recargar teléfonos móviles o cepillos de dientes, así que solo es cuestión de tiempo que empiece autilizarse en estaciones de recarga.

La empresa está inmersa en un programa de pruebas que durará un año y espera hacer el lanzamiento comercial para el próximo mes de abril. Por ahora, Evatran ya ha logrado un 80% de eficiencia con este cargador de inducción pero espera elevar la cifra de la eficiencia al 90% para la fecha en que empiecen a venderse las primeras unidades.