Ford y la investigación

La marca del óvalo está inmersa en dos procesos de desarrollo tecnológico. El primero de ellos trata sobre aplicaciones de comunicación entre vehículo y vehículo, y entre vehículo e infraestructura para un proyecto de seguridad. Y el segundo tiene que ver con la asociación a otras seis marcas para buscar una solución común de carga rápida para coches eléctricos.
Estás en el futuro
La marca del óvalo está inmersa en dos procesos de desarrollo tecnológico. El primero de ellos trata sobre aplicaciones de comunicación entre vehículo y vehículo, y entre vehículo e infraestructura para un proyecto de seguridad. Y el segundo tiene que ver con la asociación a otras seis marcas para buscar una solución común de carga rápida para coches eléctricos.
Empiezo por la tecnología de comunicación que ya se ha ensayado en el simTD -safe intelligent mobility Testfield Germany-, cerca de Frankfurt. Ha sido la primera prueba a gran escala de comunicaciones vehículo a vehículo y vehículo a infraestructura en carreteras alemanas. Y es la culminación de tres años de investigación conjunta y desarrollo apoyado por los ministerios federales de economía y tecnología, investigación y educación, transporte, construcción y desarrollo urbano y el estado de Hessen.
Los ingenieros del centro de investigación europeo de Ford en Aachen, Alemania, se han implicado en el desarrollo de las plataformas de pruebas simTD que permiten que se prueben por primera vez de manera conjunta 20 funcionalidades bajo condiciones reales. 
simTD es un proyecto de investigación conjunto que arrancó en 2008 con el objetivo de desarrollar sistemas de comunicación vehículo a vehículo y vehículo a infraestructura que pudiesen contribuir a que se incremente la seguridad en carretera y se consiga una mayor eficiencia de las infraestructuras de tráfico existentes, mejorando potencialmente la fluidez del tráfico y reduciendo las emisiones de dióxido de carbono, lo que significa más comodidad y seguridad para los conductores.
Ford está desarrollando la función de luz electrónica de freno y también ha participado en los programas de asistente de aviso de obstáculos y señales de tráfico. Además de haber desarrollado sistemas que pueden transferir mensajes a alta velocidad entre coches o entre las infraestructuras viales y los vehículos, usando tecnología de comunicaciones inalámbrica.
De esta manera, se puede avisar con antelación a los conductores de riesgos, condiciones variables y cambios en la circulación que tengan lugar fuera del campo de visión del conductor o de los sensores del vehículo, como el radar, el sistema detector de luces o la cámara.
La luz electrónica de freno utiliza la tecnología de comunicación de vehículo a vehículo para enviar un mensaje desde el coche que va delante al que le sigue y, si es necesario, un procedimiento de frenado de emergencia. 
Los sistemas que incorpora a bordo el primer vehículo, detectan cuando el conductor realiza una acción de frenado de emergencia y transmite un mensaje que contiene información sobre la posición del vehículo, su velocidad, dirección y ritmo de deceleración, que el vehículo que va detrás es capaz de recibir y decodificar. 
Así, si el coche siguiente interpreta que el conductor puede necesitar una acción evasiva, se envía una señal visual y auditiva al habitáculo que reduce el riesgo de accidentes, particularmente en situaciones en las que la visibilidad es reducida por condiciones atmosféricas, tráfico pesado o curvas en la carretera.
El sistema de aviso de obstáculos ofrece ventajas similares ya que, a través del mismo, un vehículo puede informar a otros conductores de la presencia, posición y clase de obstáculos peligrosos en la carretera, permitiendo que los vehículos que vienen detrás determinen a partir del mensaje detallado si la localización del obstáculo supone un riesgo.
Los ingenieros de Ford también han participado en las pruebas del sistema de ayuda de señales de tráfico como parte del proyecto de investigación simTD. Este asistente utiliza habilidades de vehículo a infraestructura para mantener informados a los conductores sobre el cambio del tráfico en ruta.
El asistente de señales de tráfico se mantiene en comunicación continua con los centros de gestión de tráfico para acceder a información actualizada referente a límites de velocidad variables, restricciones temporales y desvíos, así como para dar detalles sobre la regulación del tráfico, tales como límites de velocidad fijos y sentido de circulación. 
Por si esto fuera poco, ya se investigan y desarrollan aplicaciones que en el futuro apliquen sistemas de seguridad y tomen medidas que eviten accidentes en respuesta a avisos de otros coches inteligentes. Ya sabes, queda poco para que los coches hablen y conduzcan por ti.
El simTD es un proyecto conjunto de investigación en el que participan miembros de la asociación alemana de industrias de automoción -VDA-, entre las que se encuentra Ford, proveedores, fabricantes, compañías de telecomunicaciones e instituciones investigadoras, y busca abrir el camino a la comercialización de estas tecnologías.
Continúo con la búsqueda de una solución común de carga rápida de vehículos eléctricos, por parte de Ford, Audi, BMW, Daimler, General Motors, Porsche y Volkswagen, siempre desde un punto de vista internacional. Así, estos siete fabricantes han acordado que el sistema de carga combinada sea el estándar para vehículos de carga eléctrica en Europa y Estados Unidos.
El sistema es un método de carga que integra todas las posibilidades de carga en una entrada/conector y emplea maneras idénticas de comunicación entre el vehículo y la estación de carga. Esto permitirá que los vehículos de estas siete marcas compartan las mismas estaciones de carga rápida.
El desarrollo de un método común de carga es bueno para los usuarios, la industria y los proveedores de infraestructuras de carga. La estandarización reducirá la complejidad de instalación para los fabricantes, acelerará el proceso de implantación de sistemas comunes internacionalmente y, lo que es más importante, mejorará la satisfacción de uso de los conductores de vehículos eléctricos.
El apoyo al sistema combinado de carga se ha basado en los análisis de las estrategias de carga existentes, la ergonomía del conector y las preferencias de los usuarios tanto en Europa como en Estados Unidos. El método armonizado, en ambos continentes y para todos los fabricantes servirá para crear una futura planificación de estructuras así como un protocolo de comunicación que ayude a la integración de vehículos eléctricos en futuras aplicaciones de red de suministro inteligente.
Los siete fabricantes utilizarán como protocolo de comunicación HomePlug Green Phy. Este método facilitará la integración del vehículo eléctrico en futuras aplicaciones de red de suministro inteligente. Los fabricantes señalan al éxito del Nivel 1 y el Nivel 2 -para cargas de 220 V en EE.UU.- como ejemplo de cómo la estandarización aumentará el uso de los vehículos eléctricos e incrementará la satisfacción del usuario.
La solución armonizada de carga de vehículos eléctricos es compatible con el conector J1772, estándar en EE.UU. También se ha logrado compatibilidad en Europa, donde el sistema se basa en el IEC 62196 Tipo 2. La aprobación del estándar J1772 ofrece a los usuarios de coches eléctricos la comodidad de poder cargar en todas las estaciones de nivel 2. Antes de la estandarización, los propietarios de vehículos eléctricos no tenían ninguna manera de saber si el puerto de carga que iban a utilizar era o no compatible con su vehículo.