CharIN podría ser el estándar de carga rápida del futuro

4/12/2015
Los coches eléctricos que veremos en próximos años tendrán baterías con el doble o el triple de potencia, ¿cómo vamos a cargarlas de una forma rápida? Con cargadores capaces de alcanzar los 150 kW de potencia de carga.

Los fabricantes de automóviles tiene que elevar el nivel de potencia de la carga rápida para permitir que los coches eléctricos que llegarán en pocos años con baterías muy grandes puedan ser cargados en 30 minutos al 80%. Comenzamos a ver prototipos que llegarán al mercado cuyas baterías superan los 100 kW y con el actual sistema de carga rápida de 50 kW se tardarían 2 horas en llenar de energía al coche, no quieres plantearte hacerlo en una toma convencional en el garaje de tu casa.

Para poder seguir ofreciendo la carga rápida y así permitir que estos mastodontes eléctricos como el Q6 e-tron de Audi puedan acometer viajes largos, es necesario actualizar los estándares de los sistemas de recarga incorporando nuevas opciones. Para ello, se han unido Audi, BMW, Opel, Porsche, Volkswagen, Mercedes Benz, Smart y Ford y han presentado CharIN, el estándar que quieren convertir en el que usen todos los fabricantes que presenten coches con baterías de mucha capacidad.

El siguiente paso es la carga rápida de 150 kW de potencia, pero no queremos dos sistemas como hasta ahora.

Esta nueva toma para la carga rápida de coches eléctricos debe ser compatible con los actuales sistemas de 50 kW para que los usuarios no tengamos demasiados cables, uno para la carga de 50 kW, otro para la de 100 kW, otro para la de 150 kW... Además, tiene que soportar los conectores europeos Combo tipo 2 y norteamericanos Combo tipo 1 como poco.

Con este tipo de carga rápida, en coches eléctricos con baterías de 90-100 kWh se podrían conseguir en 30 minutos otros 400 kilómetros para recorrer, una cifra más que considerable y que incluso no es recomendable recorrerla sin parar. Esta solución será fundamental para que veamos al coche eléctrico como una alternativa seria al vehículo tradicional.Todavía no existe una fecha para la implantación de este estándar, ni siquiera si los coches que veremos en los salones de automóviles de 2016 comenzarán a mostrarlo.

En este pequeño consorcio alrededor de CharIN falta que se pueda sumar el grupo PSA, Nissan y el grupo FIAT, así como Tesla, pero este último tiene pocas papeletas de sumarse puesto que suelen seguir su camino, y no parece que les vaya mal, ¿verdad?