La onda de los edificios verdes

La directora del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible dice que se necesita un cambio cultural. Alrededor del mundo, el sector de la construcción es responsable del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cada uno de los edificios y casas que habitamos representa una pequeña amenaza para el equilibrio climático del planeta. Todo el sector de la construcción junto, uno de los mayores problemas ambientales. Se calcula que este reglón de la economía consume el 40% de la energía de todo el mundo, de manera que es responsable de al menos el 40% de las emisiones de dióxido de carbono que van a la atmósfera. Eso sin contar los problemas de salud ocasionados por el uso de materiales peligrosos.

Cristina Gamboa, directora ejecutiva del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible (CCCS) no está dispuesta a que las cosas sigan por el mismo rumbo. Dice que si empezamos a cambiar paradigmas en la forma como construimos y operamos los espacios donde pasamos cerca del 80% de nuestro tiempo, los beneficios aparecerán pronto.

¿Qué es el CCCS?

El Consejo es parte de una red internacional bajo la sombrilla del Green Building Council. El año pasado había 40 países, hoy hay 70. Colombia es el cuarto estado latinoamericano que está promoviendo mejores prácticas en construcción y urbanismo.

¿Cuándo empezó a operar?

Arrancó en febrero de 2008 con un núcleo de 10 empresas. El año pasado ya eran 60 empresas vinculadas. El Consejo no es un gremio sino una red de personas y empresas que promueven la transformación de la industria y la construcción para lograr el mayor bienestar de los colombianos con el medio ambiente. Actuamos como una red de conocimiento donde compartimos las mejores prácticas en vez de que cada uno guarde sus secretos.

¿Cuál es el impacto que tiene el sector sobre el ambiente?

Se calcula que alrededor del mundo el sector es responsable del 40% de las emisiones de gases con efecto invernadero. En el mundo consume 20% del agua potable cada año, 25% del consumo de madera cultivada, 30 a 40% del uso de energía, 40 a 50% de las materias primas. Entonces tienen un enorme impacto en términos de consumo de recursos.

¿Existen edificios 100% ecológicos en Colombia?

Todavía no tenemos edificios carbono neutral, pero hay que reconocer que en Colombia hay prácticas sostenibles y muchos avances. En bioclimática los arquitectos colombianos son pioneros. Por ejemplo, en uso de guadua. En agosto se certificó la primera empresa colombiana con sello Leed, porque logra 40% menos consumo de agua, recicla aguas grises y lo usa para inodoros. No tiene sentido que usemos agua potable para nuestros inodoros.

¿Hay una certificación  colombiana?

En este momento hay 27 proyectos registrados por sello estadounidense, pero creemos que van a ser muchos más a medida que tengamos nuestro propio sello. Se va a llamar Sello Ambiental Colombiano para las Edificaciones y se está elaborando con Icontec.

¿Es difícil cambiar la mentalidad de ingenieros, maestros y obreros?

Hay un enorme interés y el sector reconoce que no sabe del asunto pero quiere aprender. Hay muchas lecciones. La principal quizás es que los equipos de trabajo tienen que cambiar. Ya no puede ser el arquitecto por su lado, el ingeniero en su oficina y luego un interventor que decide cómo arma el rompecabezas. Para que funcione un proyecto como este tienen que estar todos en la mesa antes de mover la tierra. Yo diría que es un cambio cultural.

La gente ve esto muchas veces lejano, se preguntan qué pueden hacer...

Hay algo muy fácil y es en el tema de energía. En Bogotá no es tan dramático, pero donde se usan aires acondicionados lo clave es implementar un mejor aislamiento térmico. No sirve de mucho enfriar tu casa o calentarla si no tienes bien aisladas ventanas y puertas. Es algo muy sencillo que no se tiene presente. También el asunto del reciclaje. Para meterse con el tema del agua se requiere inversión. Esto se vuelve un modo de vida. Cuando comienzas a pensar de manera sostenible primero en la casa, luego también lo haces en la ciudad y el trabajo.